Portada Diario Digital Sevilla Este Noticias Sevilla Este Videos de Sevilla Este Anuncios Clasificados en Sevilla Este Participa en nuestros Foros Directorio de Empresas Sevilla Este Callejero de Sevilla Este Coloca tu empresa en SevillaEste.com Contacta con SevillaEste.com
Noticias de Sevilla Este Noticias de Sevilla Noticias de Ocio y Cultura en Sevilla Este Noticias deportes en Sevilla Este
   
 
09-09-2012
OCIO Y CULTURA
Entrevista a Carmen Domínguez, Directora del IES Torreblanca
0 Comentarios Añade tu Comentario Ver otras noticias en esta categoría

En puertas de un curso marcado por agobios económicos en las familias y en los claustros, con 20 años de docencia en Torreblanca reivindica que en barrios como éste también es posible forjar a alumnos de brillante nivel.
SU primer y único destino como profesora (y directora) de instituto es el IES Torreblanca. Con 854 alumnos y 83 profesores, que abarcan desde la Enseñanza Secundaria Obligatoria a dos bachilleratos, tres ciclos de Formación Profesional y cursos de reinserción sociolaboral para jóvenes y mayores que arrastran su fracaso escolar, coordina la atención a alumnos que tienen desde 12 a 45 años. Complicada convivencia. Dicho instituto está consiguiendo año tras año aumentar el número de bachilleres que optan a una carrera universitaria, y lo consiguen con notas muy altas. Derrotan la desigualdad de oportunidades que se aprecia en el mapa educativo en función del barrio en el que se reside. Hemos querido conocer, y dar voz, tanto a la directora como a algunos de los mejores alumnos de la promoción que superó con éxito la última selectividad.

Carmen Domínguez nació en Montargis, localidad francesa a 100 kilómetros de París. En Sevilla vive en el barrio de Santa Clara, su esposo es profesor de la Hispalense, tienen dos hijos. ''Soy hija de emigrantes gaditanos, mi padre se ganaba la vida como pintor de brocha gorda y mi madre nos crió a los tres hermanos. Hasta los 16 años viví en Francia, y disfruté de la calidad de la instrucción pública francesa en colegio e instituto''.

-¿Cómo era el ambiente en el instituto hace veinte años?

-La motivación del alumnado es la misma, unos querían estudiar y otros no. La actitud sí ha cambiado por la influencia social, no sólo en Torreblanca sino en todas partes. Antes los adolescentes eran más respetuosos y tenían asimiladas normas de conducta. Ahora no. Hasta hace ocho o diez años, las peleas eran excepcionales. Ya no es noticia, se pelean dentro y fuera del instituto. Y se fomentan las peleas con el uso que hacen de internet y de redes sociales como Tuenti. Hemos tenido que parar muchas peleas que se han generado el fin de semana precedente a través de Tuenti. Agradezco la gran colaboración de la Policía desde la comisaría de Sevilla Este. Cuando nos enteramos de que va a haber una pelea a la salida, o que vienen alumnos de otro sitio a pelearse con los nuestros, llamamos a la Policía y rápidamente acuden. Además, hacen lo que pueden ante los robos, sufrimos muchísimos en el instituto. Se llevan puertas, rejas, tapas de alcantarillas, etcétera. La reparación de los destrozos es más onerosa que el material que se llevan. Para quitarnos un tubo de cobre de un metro de largo, por el que pueden darle al ladrón ocho euros, al centro le costó trescientos el daño infligido a las instalaciones.

-¿Se sienten respaldados por la autoridad educativa para el rigor disciplinario?

-Sí, muchísimo. Además, el último reglamento para la gestión de los centros ayuda mucho a los directores para mantener la disciplina.

-¿Los padres les secundan?

-Hay de todo, pero la mayoría sí nos apoya y nos comprende. No son ajenos a cómo se comportan sus hijos en casa o en la calle.

-¿Es una quimera hoy en día la inserción laboral de los alumnos?

-El curso pasado, la mitad de los alumnos de FP (Automoción, Administración o Peluqería-Estética) con prácticas en empresas ha conseguido después un contrato.

-¿Por qué flaquea tanto el nivel de los alumnos en la ESO?

-Es un mal que afecta a todos los centros. Hay alumnos que van a clase obligados por sus padres, no quieren estudiar aunque están capacitados intelectualmente para ello y le sacarían partido. En el cambio de edad de infancia a adolescencia, alumnos que eran buenos en Primaria dejan de motivarse para estudiar. Algunos notan mucho el salto de colegio a instituto, así como tener profesores distintos para cada asignatura. Esa dificultad la procuramos paliar con grupos flexibles, adaptándonos al nivel inicial del alumno, y con profesores de apoyo, y con refuerzos. Aun así, cuesta trabajo mejorar los rendimientos escolares. Y no olvidemos otro factor: la sociedad ayuda muy poco. Además, con las expectativas tan negras sobre el futuro laboral, muchos alumnos creen que no merece la pena esforzarse, pues ven a su primo, o a su vecino que han hecho una carrera universitaria y no encuentran trabajo.

-Pero las pulsiones de la adolescencia son las mismas en Sevilla que en Dinamarca o Eslovenia. ¿Qué falla en el sistema?

-Un factor que no he nombrado antes: la familia. En este barrio hay muchas familias desestructuradas y con graves problemas. En esas condiciones es difícil fomentar un ambiente de estudio en casa. Nuestros mejores alumnos proceden de familias que, aun con agobios económicos, son estables y se interesan por la educación de sus hijos. Otros no tienen esa estabilidad, sino todo lo contrario, sobre ellos pesan circunstancias dramáticas. Cuando las conocemos, comprendemos por qué se comportan mal.

-¿Fomentan que los mejores alumnos tiren hacia arriba de sus compañeros por empatía?

-Sí, pero cuando en un grupo de la ESO, de treinta alumnos tienes tres buenos y diez que se podrían dejar llevar, si además tienes a tres malos, desgraciadamente siempre ganan los malos y arrastran más que los buenos. Es un fenómeno comprobado. En esas edades, los que están indecisos se dejan más bien llevar por el lado negativo. Es muy positiva la labor que hacen algunos alumnos como mediadores con el fin de mejorar la convivencia. Nos alertan de posibles peleas, por ejemplo. Los mediadores no tienen por qué ser los más estudiosos, sino los que ejercen más liderazgo entre sus compañeros.

-¿Los padres acuden a sus reuniones y se implican?

-Conforme va subiendo la edad del alumno va disminuyendo la asistencia de los padres. Suelen acudir los padres que están muy implicados. Y los padres a los que va destinada la charla (por ejemplo sobre conflictos de disciplina), no acuden. No se dejan ayudar. En esos casos, contactamos con Asuntos Sociales, que trabaja muy bien en Torreblanca y acude a los domicilios. Y aun así son escasas las familias que rescatamos.

-¿Involucran a antiguos alumnos?

-Sí, funciona muy bien invitar a ex alumnos que no querían aprovechar los recursos que les ponía la sociedad en sus manos, y han recapacitado años después. Alguno tiene ya su trabajo, su empresa, y cuentan su experiencia, a los chavales les llama mucho la atención. Aunque el efecto de concienciación les dura poco. Muchos chavales están volviendo al sistema educativo cuando cumplen 17 o 18 años, se matriculan en cursos que les otorguen calificación profesional. Los hay que fueron muy conflictivos en su día, y expulsados del instituto por hacer barbaridades, que recapacitan y se dan cuenta de que el centro es la única vía para mejorar sus vidas y buscar trabajo.

-¿Es una barrera fuerte la distancia que hay desde el barrio hasta la mayor parte de la ciudad?

-Sí, los alumnos no dicen voy al centro o voy a Nervión, sino voy a Sevilla. Y también los demás sevillanos se sienten distantes mentalmente de Torreblanca.

-¿La botellona es el modo habitual de relación en el barrio?

-No hay mucha botellona, ni tienen movilidad o libertad para irse a las que se forman cerca del río en Sevilla. En Torreblanca hay mucha afición por el fútbol y los niños están en los equipos del barrio. Se reúnen en las placitas a charlar, algunos llevarán botellas de cerveza.

-¿El narcotráfico les acosa?

-Hemos tenido problemas. La droga está ahí siempre latente, y quienes intentan venderla. Pero estamos en las mismas condiciones que el resto de los centros educativos, ni más ni menos. No por estar en Torreblanca sufrimos una situación más acusada.

-¿La crisis está forzando un cambio de actitud en los padres para tomarse más en serio la educación?

-Deben poner límites y normas a sus hijos. No todo puede estar permitido. Hay que regañarles si le hablan mal a su padre. Y ponerles normas para que no se acuesten tan tarde en los fines de semana.

-¿Se inflan las notas de los alumnos para ir con más opciones a la selectividad?

-En los centros públicos, no. En los concertados, no lo sé. No digo yo que al que tenga un 8,5 no se le haya puesto un 9. Redondeando si acaso, y ya está. Pero si el alumno no es bueno, se quedará atrás porque el 60% de la nota de selectividad sale de los exámenes en las aulas universitarias.

-¿Cuántos alumnos han acudido a la selectividad de junio?

-Fueron 29 y han aprobado 27. Hace cuatro años acudieron 14, al siguiente año se presentaron 19, en 2011 llegaron a 23.

-¿Plantean la selectividad como un reto para la reputación del centro?

-Es una satisfacción que aumente el número de alumnos, pero no vivimos obsesionados con la selectividad, estamos centrados en darles la mejor formación posible y ayudarles a elegir su camino.

-Hay partidarios de publicar el ranking con el rendimiento de cada centro público de enseñanza. ¿Está de acuerdo?

-Sería negativo, no incluiría todas las circunstancias que rodean esa calificación. Hay muchísimos factores en el rendimiento escolar que no dependen solamente del centro educativo. No soy partidaria.

-¿Los alumnos piden a los profesores que se hable de la crisis, sus causas y consecuencias? ¿Ustedes les orientan?

-En mi clase explico mi asignatura y me ciño a esa materia. Si me hacen alguna consulta, se la contesto. Pero no por iniciativa propia.

-¿Qué opina de la propuesta para que se den clases en julio?

-Comprendo que pueda ser necesario pero es una medida que ahora mismo no tiene sentido. Porque ya el profesorado está sufriendo demasiado las consecuencias de la crisis como para que ahora se le ponga esa nueva medida. Ahora mismo no lo veo apropiado, sobre todo, porque ya se le ha aumentado el número de horas lectivas, se le está recortando el sueldo y es importante el deterioro físico y mental de darle clase a adolescentes. Aunque ya sé que socialmente se dice que tenemos muchas vacaciones. Y no olviden que la mayor parte de las aulas no están dotadas de aire acondicionado para soportar las altísimas temperaturas de julio.

-¿Nota desánimo en su gremio?

-Malestar. Sobre todo, porque el profesorado no se siente valorado en su trabajo por la sociedad. Se nos ataca sin fundamento desde foros y tertulias. Eso no es bueno para nadie. La sociedad debería tener en cuenta que el profesorado tiene en sus manos la formación de las generaciones futuras. Entiendo que la situación económica es muy grave, pero la educación debe ser prioritaria porque es el sustento de la sociedad. Me da muchísima pena comprobar que los alumnos tienen totalmente asimilado que se deben ir fuera de España.

-Si fuera ministra o consejera de Educación, ¿qué propondría?

-Acordar con todas las fuerzas políticas una ley de educación que dure un tiempo razonable, por ejemplo, diez años, y no modificarla durante ese periodo. Con tantos cambios de política educativa es imposible conseguir de las reformas sus efectos positivos.


Fuente: Diario de Sevilla

    Los comentarios de nuestros lectores:
 
 

Usuario:
Contraseña:
Registro Nuevos Usuarios
¿Olvidaste tu contraseña?
























Importantes inundaciones en Sevilla Este: Garajes y Locales anegados
Espadas pide a Zoido "ayudas" para el comercio de Torreblanca e inversiones en recursos sociales y deporte
Espadas plantea "proyectos públicos" para solares de Sevilla Este
Un herido y un detenido en una pelea entre rumanos en Sevilla Este
468.000 euros para la reurbanización de 'Andalucía Residencial' en Sevilla Este
Junta aprueba reabrir la guardería 'Las Tres Torres', implicada en el caso de los menús, con otro titular.
La Policía interviene 215 kilos de hachís en Sevilla Este
Espadas pide bajar los alquileres a inquilinos de Emvisesa sin recursos de Este-Alcosa-Torreblanca
Fallece una mujer tras caer desde un quinto piso en Parque Alcosa
La Policía impide que un hombre se arroje por la ventana en Sevilla Este
Ver Más...

Entra y participa en los Foros de Sevilla Este

Diseñadores de Páginas Web